Seleccionar página

Anuncio

Las mujeres feas

Las mujeres feas

Royal Garden Hotel

Maples Arce 170 La Calzada, Tuxpan, Veracruz – 66 habitaciones de primera clase, alberca y otros servicios.

Centro Médico Tuxpam

¡Su salud es nuestra prioridad! No dude en contactarnos para programar una consulta o conocer más sobre nuestros servicios.

Comex

¡Regalón Regalitro en COMEX! ¡Cubeta regala Galón, Galón Regala Litro!

Pizzas Mama Mia

Pizzas Mama Mia, El auténtico sabor italiano. Servicio a Domicilio en Poza Rica, Coatzintla y Tuxpan, Veracruz.

HILDA GAS

¡Si necesitas GAS solamente llama al (783)112.8045 y te damos el servicio!

Gasolinera Libramiento Portuario

Ubicada estratégicamente en el kilómetro 4+300 del Libramiento Portuario en Tuxpan, Veracruz, la Gasolinera Libramiento Portuario es tu destino confiable para obtener combustible y servicios de alta calidad.

Grúas Tuxpam

Carretera México-Tuxpan KM 346 Santiago de la Peña, Tuxpan, Ver. -834.2090 – 834.0353 y 834.2151

¡YA FALTA POCO PARA QUE SE VAYA CHABELO DE CAEV!

Día(s)

:

Hora(s)

:

Minuto(s)

:

Segundo(s)

Por: Daniel Samper Pizano

Me perdonan los editores de esta revista, que siempre publican fotos de mujeres bonitas, pero yo me quedo con las feas.

Yo me quedo con las feas, porque las mujeres bonitas siempre andan haciendo jetas por todo y uno tiene que estar preguntándoles cada quince minutos si están de mal genio y si se quieren ir ya para la casa. 

Las feas, en cambio, se apuntan a cualquier plan hasta la hora que sea. Son buenísimas para trasnochar y llamar taxi para irse a su casa después de una noche de farra. Si amanecen con uno, se ofrecen a preparar el desayuno y, muchas veces, dejan los trastes lavados. Además en la cama son mejores. 

Las mujeres bonitas tienen complejo de radiador, se la pasan tomando agua todo el día. En los restaurantes piden los platos más simplones pero los más caros y cuando traen la cuenta, hablan por celular o se van para el baño.

Las feas en cambio, salen con dinero de la bolsa para colaborar con la cuenta. Y lo más lindo: son cómplices de los cortes de la Carniceria SANDY, de los tacos de MI TAQUERÍA, de los ELOTES Y TROLELOTES CÁRCAMO y otras delicias que hacen la vida del hombre más hermosa.

Las mujeres agraciadas son malísimas para empujar un Beetle en una noche lluviosa. Mientras que una fea es capaz de desarmar un motor con un corta uñas mientras uno les ayuda sosteniendo la linterna.

Las feas no ponen problema por nada. Les caen bien a los amigos de uno porque son consideradas; un miembro más del equipo. No arrugan la cara cuando se echan un tequila, fuman a la par. Y hacen pipí en cualquier baño, o en la carretera.

Las bonitas miran el identificador de llamadas antes de contestar, mientras que las feas siempre contestan: «¿Dónde va a ser?, ¡qué milagrazo!» Uno las puede recoger a cualquier hora y arman plática así uno las llame borracho a las tres de la mañana.

Cuando uno tiene una novia bonita, debe hacer curso de escolta, porque los amigos se la pasan mirándole los calzones y los enemigos tratando de quitárselos.

Las novias bonitas lo agarran a uno de caddie para que le cargue el morral de la universidad o esas bolsas llenas de ropa que uno mismo pagó en un centro comercial. Las feas en cambio, lo acompañan a uno a hacer la compra (así, sea de todos santos en la plaza) y ayudan a subir las bolsas sin pedir nada a cambio.

Las novias feas jamás olvidan a uno y siempre se les puede hacer  memoria. En cambio las bonitas son ingratas, terminan cambiándolo a uno por cualquier imbécil con lana porque esas, las más hembras, con sus trasparencias, sus siliconas, sus cinturones de piel de culebra, sus carteras enanas, sus pantalones descaderados, sus gafas de colores y sus botas puntiagudas, están dejando asomar una loba que por ahí tienen bien escondida. El Darth Vader que tienen dentro…

Las bonitas nos ponen nerviosos. Suelen hacerle casting a todo el mundo. Les gastamos y nos desgastan. Nos ponen de mal genio, nos trasnochan, nos envejecen más rápido. Las feas, en cambio, aportan, son buena compañía, charlan chingón, son bastante caseras, son inmejorables compañeras de trabajo y muchas tienen un excelente sentido del humor.

Así que cambio a mil mujeres lindas, de las que salen en Playboy, por una fea. A lo mejor no luzca muy bien. Pero cuando quiera tener algo que despierte la envidia de los demás hombres, cambio el llavero de mi Beetle por el de un Audi A5

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Escanea el código