Seleccionar página

Anuncio

SIN PUNTO FINAL

SIN PUNTO FINAL

HILDA GAS

¡Si necesitas GAS solamente llama al (783)112.8045 y te damos el servicio!

Pizzas Mama Mia

Pizzas Mama Mia, El auténtico sabor italiano. Servicio a Domicilio en Poza Rica, Coatzintla y Tuxpan, Veracruz.

Centro Médico Tuxpam

¡Su salud es nuestra prioridad! No dude en contactarnos para programar una consulta o conocer más sobre nuestros servicios.

Comex

¡Regalón Regalitro en COMEX! ¡Cubeta regala Galón, Galón Regala Litro!

Royal Garden Hotel

Maples Arce 170 La Calzada, Tuxpan, Veracruz – 66 habitaciones de primera clase, alberca y otros servicios.

Gasolinera Libramiento Portuario

Ubicada estratégicamente en el kilómetro 4+300 del Libramiento Portuario en Tuxpan, Veracruz, la Gasolinera Libramiento Portuario es tu destino confiable para obtener combustible y servicios de alta calidad.

Grúas Tuxpam

Carretera México-Tuxpan KM 346 Santiago de la Peña, Tuxpan, Ver. -834.2090 – 834.0353 y 834.2151

Me recosté a mirar el horizonte bajo aquel puente, el sol se ocultaba y el cielo se tornaba rojizo, era quizá el atardecer más hermoso que habían visto mis ojos hasta ese día, pensándolo bien lo que lo hizo hermoso fue ver tu silueta a lo lejos, apareció de repente ante mí, con la curvatura perfecta de su espalda, en ese momento ambos compartimos algo hermoso, el crepúsculo y una historia.

Al pasar el tiempo, su sonrisa volvió a iluminar aquel sitio, pues el sol se había ido, y así como él también se fue mi soledad…

Era reconfortante sentir la brisa tocando mi rostro, podía sentir también mi corazón latir de forma acelerada, no sé porque me ponía tan nerviosa aquel hombre, era quizá su presencia, su galanura, su coqueteo, lo único que sabía era que él hacía ese momento mágico, pues no era capaz de ver a nada más que a él.

Se acercó a mí y me miró con ese par de estrellas que se ocultan siempre bajo sus cejas, se paró frente y tan cerca de mí, y con un “La caída del atardecer que acabamos de presenciar no se compara con lo hermoso que es ver como el viento alborota tu cabello, y cruzas tus brazos para no sentir como el frío penetra de lleno tu pecho”. Fue el comienzo de una conversación que esa noche parecía interminable, hablamos de todo, olvidándonos de lo que nos rodeaba.

Era como si el tiempo se detuviera solo para nosotros, no había nada más que belleza en ese momento, pues él lo mantenía así, supe que quería seguir a su lado, pero para quedarme siempre, tenía que ser valiente, valiente para aceptar el presente y el posible futuro que quería pasar a su lado, supe que él quería lo mismo, la química se podía sentir…y con un beso arrebatado lo pude comprobar, selló mis labios con los suyos… Así fue como el tiempo lo puso en mi camino y a partir de ese momento nos propusimos comenzar una historia que no llevará punto final.

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Escanea el código