Seleccionar página

Anuncio

No ConfÍen en las Mujeres…

por | Ago 20, 2020 | Humor

Centro Médico Tuxpam

¡Su salud es nuestra prioridad! No dude en contactarnos para programar una consulta o conocer más sobre nuestros servicios.

Comex

¡Regalón Regalitro en COMEX! ¡Cubeta regala Galón, Galón Regala Litro!

Grúas Tuxpam

Carretera México-Tuxpan KM 346 Santiago de la Peña, Tuxpan, Ver. -834.2090 – 834.0353 y 834.2151

Pizzas Mama Mia

Pizzas Mama Mia, El auténtico sabor italiano. Servicio a Domicilio en Poza Rica, Coatzintla y Tuxpan, Veracruz.

Gasolinera Libramiento Portuario

Ubicada estratégicamente en el kilómetro 4+300 del Libramiento Portuario en Tuxpan, Veracruz, la Gasolinera Libramiento Portuario es tu destino confiable para obtener combustible y servicios de alta calidad.

HILDA GAS

¡Si necesitas GAS solamente llama al (783)112.8045 y te damos el servicio!

Royal Garden Hotel

Maples Arce 170 La Calzada, Tuxpan, Veracruz – 66 habitaciones de primera clase, alberca y otros servicios.

¡YA FALTA POCO PARA QUE SE VAYA CHABELO DE CAEV!

Día(s)

:

Hora(s)

:

Minuto(s)

:

Segundo(s)

Una mujer y un hombre se vieron envueltos en un aparatoso accidente de tránsito

Los coches quedaron totalmente destrozados pero sorprendentemente ninguno de ellos resultó herido. Después de que salieran arrastrándose de sus respectivos vehículos, la mujer, que estaba muy bien, dijo:

– Eh, pero si eres un hombre, que interesante ¡Yo soy una mujer! ¡Mira nuestros coches! No queda nada, pero afortunadamente ninguno de nosotros está herido. Esto debe ser una señal divina de que debíamos encontrarnos, ser amigos…

Carlitos, que como todos los hombres, piensa sólo con la ferga dominga, contestó:

– Coincido contigo totalmente, esto debe ser una señal divina…

La mujer continuó:

-Y mira esto, hay otro milagro. Mi coche está completamente destrozado, ¡pero esta botella de vino no se rompió! ¡Está intacta! Seguramente Dios quiere que bebamos este vino y celebremos nuestra buena suerte…

Entonces le tendió la botella a Carlitos, éste asintió con la cabeza en señal de aprobación, la abrió, y se bebió la mitad de la botella…

Cuando le dió la botella a la mujer para que lo acompañara en su pena, esta tomó la botella, e inmediatamente le puso otra vez el corcho y se la devolvió a Carlitos...

Sorprendido, él le preguntó:

-¿No vas a beber para sellar el pacto?

Ella respondió:

– No, yo esperaré tranquilamente a que venga la policía, ¡TU VIENES BORRACHO!…

¿SOMOS O NO SOMOS LAS MUJERES MAS LISTAS?

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Escanea el código