Seleccionar página

Anuncio

Grúas Tuxpam

Carretera México-Tuxpan KM 346 Santiago de la Peña, Tuxpan, Ver. -834.2090 – 834.0353 y 834.2151

Royal Garden Hotel

Maples Arce 170 La Calzada, Tuxpan, Veracruz – 66 habitaciones de primera clase, alberca y otros servicios.

Comex

¡Regalón Regalitro en COMEX! ¡Cubeta regala Galón, Galón Regala Litro!

HILDA GAS

¡Si necesitas GAS solamente llama al (783)112.8045 y te damos el servicio!

Centro Médico Tuxpam

¡Su salud es nuestra prioridad! No dude en contactarnos para programar una consulta o conocer más sobre nuestros servicios.

Pizzas Mama Mia

Pizzas Mama Mia, El auténtico sabor italiano. Servicio a Domicilio en Poza Rica, Coatzintla y Tuxpan, Veracruz.

Gasolinera Libramiento Portuario

Ubicada estratégicamente en el kilómetro 4+300 del Libramiento Portuario en Tuxpan, Veracruz, la Gasolinera Libramiento Portuario es tu destino confiable para obtener combustible y servicios de alta calidad.

Tuxpan, Veracruz | ¡Atención, atención! En un giro de los acontecimientos que nadie vio venir, la pintoresca ciudad de Tuxpan se enfrenta a una crisis sin precedentes. Olviden los huracanes y las tormentas tropicales, el verdadero desastre ha llegado en forma de una huelga de repartidores de Coca-Cola en la empresa FEMSA. ¡Sí, leyeron bien! Las estanterías vacías en las tiendas han desatado el caos en nuestra querida ciudad y puerto.

Los síntomas de la «CocaColitis»

La comunidad médica de Tuxpan ha sido testigo de un fenómeno nunca antes visto: la aparición del misterioso síndrome de «CocaColitis». Las salas de espera de los doctores están abarrotadas de pacientes quejándose de síntomas extraños y perturbadores:

Dolor de cabeza: Julián Álvarado, un habitante local, nos confesó entre lágrimas que su cabeza late como tambor sin su dosis diaria de Coca-Cola. «Es como si la banda de mariachi Santa Cecilia tocara dentro de mi cerebro», afirmó.

Carnicería Sandy

Fatiga extrema: Victor del Ángel, conocido por su energía inagotable, ahora se desplaza lentamente por las calles como un zombi. «Antes podía lavar los trastes, barrer la casa y pasear al perro, todo antes del desayuno. Ahora apenas puedo levantarme del sofá», lamenta.

Irritabilidad y cambios de humor: Las familias están en pie de guerra. «Mi esposo se enoja por todo, hasta por el canal de la televisión que elijo. Antes, una Coca-Cola y listo, todo estaba bien. Ahora vivimos en una guerra fría», nos cuenta Luisa Martínez.

Dificultad para concentrarse: Los estudiantes de la UGM han comenzado a reportar dificultades para concentrarse en sus estudios. «Intento estudiar, pero mi mente solo piensa en burbujeante Coca-Cola», dice incluso el director de la institución, Rubén Islas, con ojeras y mirada perdida.

Náuseas: Los rumores dicen que en algunos hogares han aparecido náuseas sin causa aparente. «Mi abuelita ya no puede ni ver las noticias sin sentirse mal. Dice que es el ‘desgaste de la vida moderna’, pero sabemos que es la falta de su Coca-Cola», asegura Brenda Paulina.

Medidas drásticas en tiempos desesperados

Ante la alarmante situación, los tuxpeños han comenzado a tomar medidas desesperadas:

Trueque en el mercado negro: Se ha reportado la aparición de un mercado negro de Coca-Cola. Botellas de 600 ml se venden a precios exorbitantes. «¡Una vez vi una oferta de 200 pesos por una Coca-Cola Light! Ni una CAGUAMA llegó a costar tanto en la pandemia», dice incrédulo un comprador anónimo.

Sustitutos creativos: Algunos han intentado crear versiones caseras de la famosa bebida. Recetas que incluyen combinaciones inusuales como jarabe de maíz, agua con gas y colorante rojo han comenzado a circular por las redes sociales. «No es lo mismo, pero al menos burbujea», dice un valiente experimentador.

Apoyo psicológico: Psicólogos locales han abierto líneas de ayuda para aquellos que luchan contra los efectos de la abstinencia. «Escuchamos historias desgarradoras todos los días. La gente necesita saber que no están solos en esto…», afirma la psicóloga Edith Cruz.

El clamor por una solución

La huelga de repartidores de Coca-Cola no muestra signos de resolución inmediata, dejando a Tuxpan en un estado de angustia colectiva. Los tuxpeños claman por una solución rápida a esta crisis de burbujas. «Solo queremos nuestra Coca-Cola de vuelta. ¿Es mucho pedir?», pregunta don Manuel, mientras sostiene una pancarta que dice «Sin Coca-Cola, no hay paraíso».

Así que, querido lector, si ves a algún tuxpeño vagando por las calles con una mirada perdida y soñadora, ofrece unas palabras de consuelo. Estamos viviendo tiempos oscuros, pero juntos, con humor y creatividad, superaremos esta crisis. ¡Que vuelvan las burbujas pronto!

El Nuevo Pekin
Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Escanea el código