Seleccionar página

Anuncio

COMO ENAMORAR A UNA TUXPEÑA

por | Jul 4, 2012 | Humor, Revista

Gasolinera Libramiento Portuario

Ubicada estratégicamente en el kilómetro 4+300 del Libramiento Portuario en Tuxpan, Veracruz, la Gasolinera Libramiento Portuario es tu destino confiable para obtener combustible y servicios de alta calidad.

Pizzas Mama Mia

Pizzas Mama Mia, El auténtico sabor italiano. Servicio a Domicilio en Poza Rica, Coatzintla y Tuxpan, Veracruz.

Royal Garden Hotel

Maples Arce 170 La Calzada, Tuxpan, Veracruz – 66 habitaciones de primera clase, alberca y otros servicios.

Grúas Tuxpam

Carretera México-Tuxpan KM 346 Santiago de la Peña, Tuxpan, Ver. -834.2090 – 834.0353 y 834.2151

Centro Médico Tuxpam

¡Su salud es nuestra prioridad! No dude en contactarnos para programar una consulta o conocer más sobre nuestros servicios.

Comex

¡Regalón Regalitro en COMEX! ¡Cubeta regala Galón, Galón Regala Litro!

HILDA GAS

¡Si necesitas GAS solamente llama al (783)112.8045 y te damos el servicio!

¡YA FALTA POCO PARA QUE SE VAYA CHABELO DE CAEV!

Día(s)

:

Hora(s)

:

Minuto(s)

:

Segundo(s)

Cuentan que ARRIBA DE LA CUEVA DEL DIABLO, EN LA LAGUNA ENCANTADA de Los Tuxtlas, vive el hombre más sabio del mundo. Cierta vez, un TUXPEÑO DE NOMBRE RICARDO, acudió con él para descubrir el camino al corazón de una mujer TUXPEÑA, de la que se había enamorado.

Cuando encontró al sabio en la cumbre de la montaña, le preguntó:

Dime maestro de los maestros: ¿Cuál es el camino más corto, seguro y directo para llegar al corazón de una mujer TUXPEÑA?

El maestro le respondió:

Recuerda amado discípulo: Conserva en tu mente y en tu corazón las enseñanzas y los consejos que te daré… Síguelos fielmente y llegarás al corazón de la tuxpeña que amas…

  • Lávese los dientes.
  • No se rasque los güevos frente a ella.
  • Regálele flores y muchos, pero muchos presentes.
  • Levante la tapa del inodoro antes de orinar y recuerde bajarla después.
  • Lávese las manos cuando salga del baño.
  • No mastique con la boca abierta.
  • No eructe duro, o mejor, no eructe jamás.
  • No sea pedorro.
  • No hable mal de la madre de ella, ámela como a su propia madre.
  • No diga palabrotas.
  • Ría siempre de los malos chistes de ella.
  • No la cele, o si acaso, un poquito.
  • Deje que ella tenga celos de usted. Ella sí puede.
  • No críe barriga. Es más, nunca engorde. Ella sí puede (pero nunca se lo diga).
  • No se demore en el baño. Aprenda a trapear el baño, pero aun así, no se demore.
  • No deje la toalla tirada.
  • No diga que ella no sabe manejar.
  • No llegue tarde a casa. Salga de trabajar y váyase de inmediato para su casa.
  • No se entretenga con los amigos. O mejor, no tenga amigos.
  • No sueñe con tener amigas.
  • Nunca mire ni hable de las tetas o de las nalgas de las amigas de ella.
  • No sea tacaño. Use cuando menos dos tarjetas débito y dos de crédito.
  • No mire otras mujeres. Es más, entienda de una vez que no existen otras mujeres.
  • No hable de su ex. Usted nunca tuvo nadie antes que ella.
  • Dígale «¿Ya te dije hoy que estas hermosa y que te amo?», al menos 24 veces al día.
  • Aprenda a cocinar.
  • Lave los platos y deje la cocina limpia.
  • Arregle la cama (siempre).
  • Llámela desde cualquier lugar, inclusive cuando usted esté más ocupado.
  • Deje que ella compre ropa, zapatos, etc., siempre que ella quiera… Es más, ayúdela a caminar durante horas eligiendo lo que quiera comprar (y sonría mientras camina).
  • Deje que ella converse durante horas por teléfono, y si puede, páguele la factura del celular.
  • No ronque.
  • Recuerde, a usted no le gusta el futbol y odia las carreras de fórmula 1.
  • Aféitese todos los días para que no la lastime.
  • No piense solamente en sexo, pero tampoco exagere; propóngaselo con frecuencia, aunque este cansado y descremado.
  • Respete cuando a ella le duela la cabeza, pero si ella se lo pide, complázcala de inmediato. ¡Ah!, y no se vaya a quedar dormidote inmediatamente después; debe mirarla a los ojos y acariciarla hasta que sea ella quien se quede plácidamente dormida.
  • Diga en todo momento que ella es la mujer más bella que jamás allá visto.
  • No discuta con ella recuerde que ella siempre tiene la razón en todo.
  • Hágale saber lo miserable que sería su vida si ella no está con usted.

Ricardo, agobiado, le da la espalda para bajar de la montaña y el maestro le dice:

¡Espera, hijo mío, vuelve acá! Todavía falta…

El discípulo contesta:

Nooo, Maestro… ¡AHORA ENTIENDO POR QUÉ HAY TANTO MARICÓN EN TUXPAN!

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Escanea el código